RETO

En junio de 2008, Telecinco anunció una demanda contra YouTube por no respetar sus derechos de autor. A partir de ese momento, Telecinco comenzó una campaña de comunicación contra YouTube con la intención, por un lado, de desprestigiar la imagen de la empresa y, por otro, de conseguir el apoyo de otros grupos de comunicación nacionales o extranjeros en contra de YouTube.

ESTRATEGIA

Bajo la dirección del responsable de comunicación de YouTube, FJ Communications desarrolló y llevó a cabo un plan de comunicación en crisis para contrarrestar una posible respuesta negativa por parte de los medios. Durante casi un año, y de manera muy proactiva, pusimos en marcha varias iniciativas de comunicación que incluyeron entrevistas, desayunos de prensa, programa de embajadores, columnas y artículos de opinión, y notas de prensa. Todo ello en medios de cobertura nacional y en la mayoría de las grandes cabeceras regionales, destacando el lado positivo de YouTube y sus diferentes herramientas para proteger y asegurar la privacidad y los derechos de autor.

RESULTADOS

Como consecuencia de esta campaña, se generó un cambio en la percepción que existía en los medios con respecto a YouTube, y empezó a percibirse una visión más abierta y objetiva que posicionaba al portal como una plataforma creativa para millones de usuarios que pueden compartir sus vídeos, además de una plataforma que mejora la experiencia de los navegantes en Internet. Actualmente es posible encontrar numerosas noticias y reportajes que hablan de YouTube como una vídeo comunidad de usuarios que permite a la gente expresarse y comunicarse con una audiencia global sin censura, otorgando así una libertad de expresión y un acceso universal a la información al tiempo que se comparten vídeos de una forma segura y legal. Además, y lo que es más importante, el juez desestimó la demanda de Telecinco y consideró que YouTube no infringe los derechos de autor.